IOCA Goup Logo Negro

Deportista Daniel Fabrega

No se necesitan alas, ni un avión, para volar. Dani Fabrega, kartista panameño, lo hace a bordo de su pequeño bólido: mientras pisa el acelerador, deja volar sus sueños y anhela que sus logros sirvan para inspirar a otros. A él, por ejemplo, lo inspiró James Hunt, un legendario piloto inglés, campeón de Fórmula Uno en 1976. Fue gran rival del austriaco Niki Lauda. 

La pasión por los autos y la velocidad comenzó como un juego, cuando Dani tenía 5-6 años. Iba con su padre a un local donde había una pista y rentaban los bólidos. Tras dar unas vueltas, su corazón le dijo que esa iba a ser la pasión de su vida y no se quería bajar. No tardó mucho en mostrar su talento, al punto que conseguía ser más rápido que los mayores con experiencia.

 Lejos de molestarse por el precoz talento, se dedicaron a ayudarlo, lo arroparon. Su padre Roderick Fabrega y Óscar Terán, conocido como el Hijo del Viento, un piloto panameño que compite en la Serie Trans Am, en los Estados Unidos. “Fue Óscar el que me enseñó a manejar en lluvia y en seco en la categoría de formación 60 cc”, bajo la tutela de su padre.

 Y fue con él, su padre, precisamente, que participó en su primera competencia. Era una prueba en la que padres e hijos conformaban un equipo y felizmente se quedaron con el trofeo. Hoy, ya consolidado en las filas profesionales, con 19 años, compite en la máxima categoría (conocida como Kz), en la que acredita un subcampeonato y ha establecido varios récords de pista.

 Su experiencia más feliz es haber sido invitado a participar en las finales del mundo, a las que solo tienen acceso los más destacados. “Es una oportunidad que no tienen todos los pilotos, un honor que está reservado solo para los 10 mejores”, dice con orgullo. “Es la mejor sensación del mundo”, agrega Dani, que anhela que lo recuerden como un piloto rebelde y con estilo.

 A pesar de su brillante palmarés, Dani ha tenido que sortear múltiples dificultades y también ha debido lidiar con las críticas, a veces injustas. “A los que comienzan, les digo que no dejen de luchar por sus sueños. Habrá obstáculos como personas arrogantes y egoístas con sus comentarios negativos, pero no puedes dejar que eso afecte tu día. Sonríe y sigue adelante”.

 Dani disfruta mucho lo que hace y se siente orgulloso de lo que ha logrado, pero no se pone techo. Igualmente, entiende que fuera de las pistas hay una vida y trata de disfrutarla al máximo. “La vida es una, nada más. Hay que pasarla bien con amigos y familia porque ellos son el mejor regalo que puedes recibir”, asegura. Amigos y familia, sin duda, su mejor trofeo.

Ser embajador de IOCA: “Los deportistas necesitamos un apoyo incondicional permanente y eso es lo que recibo de IOCA Group como su embajador. Es lo mejor que me ha sucedido”.

Daniel Fabrega

Algo que pocos saben de mí: “Desde pequeño, soy aficionado al jazz. A muchos les sonará raro para un joven de 19 años, pero la verdad es que a mí me apasiona este género musical”.

Si te gustó este artículo puedes compartirlo en tus redes sociales

Puedes dejarnos tus comentarios aquí

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA SEMANA DOS CORREOS CON CONSEJOS Y CONTENIDO DE VALOR.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EnglishFrenchSpanish
×
A %d blogueros les gusta esto: